Motivos de consulta

consultasEl coaching es ontológico porque remite al ser. Trabajamos con el SER y, al hacerlo, generamos cambios en el HACER y, por tanto, en los resultados (LOGROS). Es entonces un proceso transformacional que favorece el conectarnos con las cosas que queremos y más nos importan, reconocer dónde nos encontramos respecto a un estado deseado y trabajar sobre la brecha que nos separa de dicho estado.

 El coaching es un abordaje de corta duración. Al finalizar cada conversación el coachee se compromete a realizar acciones que reconoció como necesarias para alcanzar un determinado resultado. Los motivos de consulta son variados. Principalmente, se recurre a un coach para:

  • superar una situación problemática,
  • lograr un resultado sobresaliente,
  • fortalecer la autoestima,
  • desarrollar una actitud más positiva ante la vida,
  • identificar y modificar comportamientos, juicios y creencias disfuncionales a los propios objetivos,
  • incrementar la confianza en uno mismo,
  • asumir un rol protagónico en nuestra vida,
  • superar pérdidas afectivas,
  • mejorar las relaciones interpersonales,
  • lograr un desarrollo profesional o atravesar un cambio de trabajo y/o de carrera a partir de la identificación y desarrollo de los propios recursos,
  • aumentar el autoconocimiento para vivir con mayor autenticidad.

La Federación Internacional de Coaching identificó las razones más frecuentes por las que una persona recurre a un coach:

– Hay algo en juego (un reto, un objetivo o una oportunidad) y es urgente, atractivo o apasionante.
– Hay una carencia de conocimientos, capacidades, confianza o recursos.
– Hay que realizar un esfuerzo importante, y no hay mucho tiempo para ello.
– Existe el deseo de acelerar los resultados.
– Es necesario corregir el rumbo en el trabajo o la vida debido a un contratiempo.
– La forma de relacionarse de un individuo es ineficaz o no contribuye a la consecución de sus objetivos personales.
– Hay falta de claridad y es necesario tomar decisiones.
– El individuo tiene un éxito muy importante y el éxito empieza a ser problemático.
– Existe un desequilibrio entre la vida y el trabajo que tiene consecuencias no deseadas.
– Alguien no ha logrado identificar sus principales puntos fuertes o la mejor forma de aprovecharlos.
– El individuo desea que el trabajo y la vida sean más simples, menos complicados.
– Existe la necesidad y el deseo de mejorar la organización y la autogestión.

Fuente: www.icfargentina.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s