Límites saludables

LímiteCada vez que nos enfrentamos a un límite o a una limitación nos podemos cuestionar acerca del valor de las cosas.

Sabemos que no podemos todo y que ante esa imposibilidad nos vemos obligados a elegir y a optar por una cosa entre muchas otras.

Los límites, por un lado, nos restringen y acotan nuestras posibilidades. A su vez, por el otro, nos cuidan y protegen.

En muchas oportunidades nos puede ser dificultoso reconocer nuestros límites y terminamos sobre exigidos y desgastados.

También puede ocurrirnos que nos resulte incómodo establecer límites con nuestro entorno y terminemos aceptando situaciones que nos afectan negativamente y quitan energía. Cada vez que nos damos sin cuidarnos, terminamos debilitados y desdibujados.

Puedo ocurrirnos que una señal de que no hemos logrado establecer un límite adecuado sea el experimentar una emoción de enojo, que nos invite a declarar BASTA a una determinada situación o conducta. El enojo también nos puede facilitar el decir “no”, “ahora no”, “esta vez no”, “esto no lo quiero/ necesito”.

Cuanto antes podamos reconocer el enojo, más posibilidades tendremos de actuar con consciencia y elegir la respuesta más funcional a nuestros objetivos. En cambio, si no hemos logrado reconocer dicha emoción en sus primeros estadios y manifestaciones, cuando su intensidad aún es baja, nos puede ocurrir que terminemos secuestrados por la emoción, con la consecuente pérdida de consciencia y sobre-reaccionando ante la situación o actuando de una manera disfuncional a nuestros objetivos y generando más dificultades que beneficios.

Límite 2Como en la mayoría de las cosas que tiene que ver con nuestro crecimiento personal, no hay recetas para lograr un cuidado integral de nuestra persona. Sólo principios que podemos aplicar a nuestra situación concreta y específica.

Uno de esos principios es el aprender a reconocer nuestros límites, tarea que involucra humildad, introspección y reflexión y que nos posibilita un mayor grado de auto-conocimiento. Cuando lo hayamos logrado hacer, podremos cuidarnos mejor y relacionarnos adecuadamente con nuestro entorno.

Anuncios

Acerca de Ulises Paradiso

Tengo 35 años, estoy casado y tengo dos hijos. Soy Licenciado en Ciencias Empresariales, coach ontológico y trainer en PNL. Dirijo la consultora Lideractio dedicada al coaching y la capacitación. He trabajado como orientador vocacional en el Centro de Orientación Integral Pedro D' Alfonso y como capacitador en la Consultora Dale Carnegie. Anteriormente me desempeñé en el ámbito corporativo en Monsanto y Yara.
Esta entrada fue publicada en Notas, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s