Liderar las emociones

“Las emociones son buenas consejeras, pero terribles dueñas. Debemos escucharlas sin olvidar nuestra responsabilidad de actuar con integridad.” (Fredy Kofman)

Las personas no sólo nos caracterizamos por ser racionales sino también emocionales.

liderar las emociones - Imagen para blog

Se pensó por mucho tiempo que había emociones positivas y otras negativas, según éstas se las asociara con el placer o con el dolor. Hoy somos cada vez más los que sostenemos que toda emoción tiene una finalidad en nuestra vida y, por tanto, son positivas, al posibilitarnos tomar acciones que nos permitan cuidarnos, vincularnos saludablemente y mejorar nuestra calidad de vida.

En todo caso, lo negativo no está en la emoción en sí misma sino en la manera en la cual decidimos abordarla. Y en función de la intensidad de la emoción y el momento en el que la percibimos, será nuestra capacidad para elegir la respuesta.

Bajo este enfoque, no se trata de expresar impulsivamente nuestras emociones como tampoco de reprimirlas o negarlas. Más bien, se nos alienta a reconocer que toda emoción contiene información valiosa sobre nosotros mismos y que en la medida en que podamos percibirlas, aceptarlas, regularlas y comprender su finalidad podremos canalizarlas adecuadamente (actuando en consonancia con nuestros valores y alineados a nuestros objetivos) y así vivir con mayor plenitud, integrando pensamiento y emoción.

Cuando esto es posible, aprendemos a reducir el nivel de estrés, a afrontar los desafíos de la vida con una actitud positiva y abierta al aprendizaje detrás de cada experiencia.

Anuncios

Acerca de Ulises Paradiso

Tengo 35 años, estoy casado y tengo dos hijos. Soy Licenciado en Ciencias Empresariales, coach ontológico y trainer en PNL. Dirijo la consultora Lideractio dedicada al coaching y la capacitación. He trabajado como orientador vocacional en el Centro de Orientación Integral Pedro D' Alfonso y como capacitador en la Consultora Dale Carnegie. Anteriormente me desempeñé en el ámbito corporativo en Monsanto y Yara.
Esta entrada fue publicada en Notas, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s