Construyendo la suerte

Hay personas que pareciera que avanzan por la vida tocados por la varita mágica y otros que ante cada paso que dan reciben un bastonazo que los desestabiliza y desvía de su camino.

Pero, ¿qué es la suerte? ¿Existe? Y si existe, ¿podemos hacer algo para experimentarla?

Si concebimos a la suerte como una fuerza externa posibilitadora de que los resultados que queremos se logren, entonces qué poco tenemos para hacer.

prosperidad 2Personalmente, pienso que hay aspectos en nuestra realidad que están fuera de nuestra alcance modificar y, otros muchos, que tenemos la posibilidad de elegir involucrarnos e intervenir en su resultado. También creo en la libertad que tenemos para hacer y deshacer, para edificar y destruir, para abrir y cerrar puertas.

En definitiva, cuando reflexiono sobre la suerte, llego a la conclusión de que la suerte se construye; que las personas podemos estar condicionadas por muchas circunstancias, pero nunca determinadas. Y siguiendo esta postura, considero que la suerte se construye cuando:

  • Decidimos “hacer lo que somos en lugar de ser lo que hacemos”, fruto de conocernos a nosotros mismos y de conectarnos vocacionalmente.
  • Nos preparamos para que la oportunidad nos encuentre listos para aprovecharla y capitalizarla.
  • Cultivamos la virtud de la paciencia y evitamos tomar decisiones disfuncionales a nuestros objetivos impulsados por la prisa e inseguridad.
  • Propiciamos un cuidado y desarrollo integral de nuestra persona, destinando tiempo y energía a atender las necesidades del cuerpo, la mente, el corazón y el espíritu.
  • Estamos bien mentalizados y asumimos una actitud entusiasta y apreciativa de la vida.
  • Hemos definido una visión que nos ayude a mirar en perspectiva, una misión que le aporte sentido a nuestra vida y logramos mantenernos focalizados en nuestros objetivos y prioridades.
  • Confiamos en nosotros mismos, conectados con nuestros recursos y abiertos al aprendizaje.
  • Asumimos riesgos sin descuidarnos, buscando estar bien informados para tomar las mejores decisiones con los recursos disponibles.
  • Construimos relaciones de confianza con quienes podemos potenciarnos mutuamente.

Hay muchas cosas que podemos hacer para ganarnos el favor del momento y alcanzar los resultados que deseamos. Asumirnos protagonistas no nos garantiza lograr todo lo que nos proponemos pero nos predispone a dar todo de nosotros para incidir positivamente en los resultados.

Anuncios

Acerca de Ulises Paradiso

Tengo 35 años, estoy casado y tengo dos hijos. Soy Licenciado en Ciencias Empresariales, coach ontológico y trainer en PNL. Dirijo la consultora Lideractio dedicada al coaching y la capacitación. He trabajado como orientador vocacional en el Centro de Orientación Integral Pedro D' Alfonso y como capacitador en la Consultora Dale Carnegie. Anteriormente me desempeñé en el ámbito corporativo en Monsanto y Yara.
Esta entrada fue publicada en Notas, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s