Construyendo prosperidad

prosperidad 2Siguiendo a la escritora y ecologista norteamericana, Shakti Gawain, prosperidad significa tener suficiente de aquello que realmente necesitamos y deseamos en la vida, tanto a nivel material como espiritual y anímico.

Por tanto, el primer paso para ser prósperos involucra poder identificar qué es lo que queremos y contribuye con nuestra auténtica felicidad . Se trata de un trabajo de exploración y de auto-observación que nos facilita conocernos en profundidad para poder definir nuestro norte existencial y ser una persona íntegra y auténtica.

Una vez que hemos definido nuestro estado futuro deseado, es fundamental identificar dónde nos encontramos respecto a ese estado.

A partir del reconocimiento de la brecha entre un estado y el otro, podemos revisar con qué recursos contamos, cuáles necesitamos incorporar, qué obstáculos identificamos y quién o quienes pueden ayudarnos a transitar esa brecha que contribuya a experimentar mayor prosperidad en nuestra vida.

Considero que la prosperidad no es algo que nos sucede al azar, sino que se construye y se experimenta a partir de la actitud que asumimos, la forma de afrontar las distintas situaciones que se nos presentan, las creencias que albergamos en nuestro interior, nuestros valores que nos impulsan en determinada dirección y las respuestas que damos ante cada pregunta que nos hace la vida disfrazadas de problemas y desafíos.

De esta manera, construimos prosperidad cuando:

  • Desarrollamos relaciones interpersonales de confianza e intimidad, respecto y entendimiento mutuo y logramos conectarnos con el otro a nivel emocional.
  • Disfrutamos de las cosas simples de la vida.
  • Le encontramos sentido a nuestro trabajo y a través de él podemos canalizar nuestros auténticos intereses, desarrollar nuestras habilidades y contribuir socialmente, sintiéndonos útiles y valiosos.
  • Logramos aceptarnos y valorarnos tal y cual somos, reconociendo e integrando nuestras luces y sombras, aprendiendo de las lecciones del pasado y entusiasmados con los proyectos venideros.
  • Establecemos límites saludables y ecológicos con el entorno, pudiendo expresar “basta”, “ahora no” con determinación y amorosidad.
  • Estamos en sintonía con nuestras emociones, pudiendo expresar lo que queremos y necesitamos y adueñándonos de nuestros estados emocionales a partir de reconocerlos e intervenir en nuestras conversaciones privadas.
  • Reconocemos en nosotros el poder para hacer cambios y generar resultados significativos en nuestra vida, asumiendo un rol protagónico y activo en lugar de quedarnos observando desde un rol pasivo y de espectador.
  • Desarrollamos una actitud positiva y agradecida ante la vida, sosteniendo con fuerzas las creencias de que “el mejor tiempo es ahora” y que “todas las cosas que nos suceden trabajan para nuestro bien”.
  • Asignamos correctamente nuestra energía, disponiendo del tiempo suficiente para hacer las cosas que elegimos hacer, alimentando la creencia de que las situaciones externas pueden condicionarnos pero no determinarnos.
  • Equilibramos nuestra vida, ocupándonos de satisfacer las necesidades de cada una de nuestras dimensiones: física, mental, social/ afectiva y espiritual,
  • Nos reconocemos y nos tratamos como lo que somos, nuestro mayor capital, y, por tanto, nos hacemos el tiempo para el descanso y alimentación adecuado e incluimos actividad física en nuestra rutina semanal.
  • Experimentamos la alegría de ser y la libertad para elegir hacia dónde queremos dirigir nuestra vida, pudiendo diseñar el conjunto de acciones alineadas con nuestras prioridades, creencias y valores.
  • Logramos desdramatizar los hechos y situaciones que vivimos, reconociendo que generalmente no hay situaciones extremadamente buenas o malas y ponderando adecuadamente cada una.
Anuncios

Acerca de Ulises Paradiso

Tengo 35 años, estoy casado y tengo dos hijos. Soy Licenciado en Ciencias Empresariales, coach ontológico y trainer en PNL. Dirijo la consultora Lideractio dedicada al coaching y la capacitación. He trabajado como orientador vocacional en el Centro de Orientación Integral Pedro D' Alfonso y como capacitador en la Consultora Dale Carnegie. Anteriormente me desempeñé en el ámbito corporativo en Monsanto y Yara.
Esta entrada fue publicada en Notas, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s